¡Oye, turista!

Selecciona tu pais

Resende

Montaña, zonas rurales y las aguas tranquilas del Duero son el escenario donde se enclava esta localidad portuguesa que aún conserva varios castros y varias iglesias que en su origen se usaron de fortaleza para proteger a la población.

Sobre Resende

Cultura e historia

En Resende, a cada paso, aparecen casas de nobles, como las de Soenga y Casa da Torre de Lagariça, que fue inmortalizada por Eça de Queiroz en su romance de la Ilustre Casa de Ramires, y bellas iglesias que forman parte de su patrimonio monumental.

Rodeada por las altas laderas de la sierra de Montemuro, su entorno es realmente asombroso. Entre Resende y Cinfães, se encuentran las termas de Caldas de Aregos, perfectas para la prevención de enfermedades de las vías respiratorias, dermatológicas y reumáticas gracias a sus aguas terapéuticas. Se dice que la reina D. Mafalda en el siglo XII fundó una albergaría al que acudían los leprosos para curarse con sus aguas con múltiples beneficios.

Cerca de esta pintoresca localidad portuguesa está el Monasterio de Santa Maria de Cárquere. Un templo manuelino que conserva una capilla gótica de finales del siglo XIII. En su interior sobresalen la imagen de la Virgen Blanca, realizada en piedra de Ançã, y la Virgen de Cárquere, una escultura que se elaboró con marfil.

Vila Real, un enclave con mucho encanto

Rodeada de montañas donde se esconde el yacimiento arqueológico de Panóias, de origen romano, se encuentra esta ciudad señorial, cuyo principal reclamo turístico es el Solar de Mateus. Un palacio barroco del siglo XVIII, rodeado de los extensos viñedos que producen el famoso vino de Oporto, en este caso, el rosado. Este palacio es mundialmente famoso porque aparece en las etiquetas del oporto Mateus.