¡Oye, turista!

Selecciona tu pais

Guadalajara

Palacios de la nobleza, arquitectura religiosa y un homenaje gastronómico son las razones para visitar Guadalajara, en Castilla-La Mancha, a menos de una hora de Madrid.

Sobre Guadalajara

Pasado noble

Tras el paso de romanos, árabes y reyes como Alfonso VII, Fernando III y Alfonso X, que fueron dejando su legado, la historia de Guadalajara la escribe especialmente la noble dinastía de los Mendoza. De esta surge el Palacio del Infantado, el símbolo de la ciudad.

Su construcción, iniciada en 1480 por encargo de Don Íñigo de Mendoza es una esplendida obra de estilo gótico isabelino y donde destacan especialmente su fachada y el Patio de los Leones. También en el casco antiguo hay edificios de valor histórico como el Ayuntamiento, el Palacio de Antonio de Mendoza o los caserones de la Plaza de los Dávalos.

Un paseo y una parada para comer

Guadalajara conserva también una gran muestra de arquitectura religiosa: la Iglesia barroca de San Nicolás el Real, la Iglesia gótica de Santiago, la Concatedral de Santa María la Mayor, las iglesias de Nuestra Señora la Antigua, San Ginés y Los Remedios, la Capilla de la Piedad, etc. Otras visitas que no hay que perderse son la del Panteón de la Duquesa de Sevillano y el Parque de la Concordia.

Y seguro que el hambre se despierta con tanta caminata. Una apuesta segura en la mesa es el cordero asado.

los mejores hoteles en Guadalajara

Reserva Pax Guadalajara hotel ahora!
ver oferta ver oferta